domingo, 15 de marzo de 2015

Papartas

Otra de las delicias con las que nos conquistaba mi abuela, sus mundialmente conocidas papartas, bueno más que mundialmente, familiarmente, jejeje.


Lo único malo de la receta es que no he conseguido las cantidades ni al hacerlas, pero os daré indicaciones para que lo logréis si os apetece probar, sólo espero que sean suficientes.
Lo primero, los ingredientes: harina, agua, un chorro de aceite (de oliva, of course), un poco de sal y un poco de bicarbonato sódico.


Se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea con la que poder trabajar (aproximadamente el triple de harina que de agua, pero podéis ir añadiendo un poco más de lo que se necesite según se amasa).

Paparta sin freir
Que bonita carita :-P

Una vez conseguida la masa ponenos una sartén con aceite y vamos cogiendo trozos de la masa con los que hacemos bolas que vamos estirando para hacer una especie de círculo estirando la masa hasta que quede lo más fina posible. Truco: si nos mojamos un poco las manos en aceite será más fácil estirarlas.

Con el aceite bien caliente, las vamos friendo hasta que cogen su tono dorado característico, casi vuelta y vuelta. Y ya están listas para comer. Calientes o frías, están igual de buenas!!! Qué aproveche!!

2 comentarios:

  1. Me podrías inidicar en que zona se comían estas tortitas llamadas Papartas???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. La familia de mi madre es de la provincia de Guadalajara, en spaña, no en México :-P y era mi abuela materna la que las hacía, así es que es allí donde las comíamos.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario y por participar en el blog.

Entrada destacada

Mapas para moverse en bici por Madrid

Los que usamos la bici con cierta asiduidad por Madrid, probablemente conoceremos alguna forma de calcular rutas o ver por dónde podemos de...